La cocina siempre ha sido el sitio más usado en toda la casa y al mismo tiempo, el más difícil de limpiar y mantener, pero gracias a estos trucos, te ayudaremos a cuidar de tu cocina de manera rápida y duradera.

¿Cómo cuidar el horno de mi cocina?

Los hornos son uno de los electrodomésticos más complicados de la cocina para mantener limpios. Desde siempre han existido montones de productos en el mercado eficaces a la hora de limpiar. Pero también sabemos que a la larga irritan el material y dejan olor químico por toda la cocina. Por ello, vamos a optar por las alternativas naturales, son iguales de eficaces y además más económicas.

De toda la vida, en las casas de nuestros abuelos, se han usado productos naturales en la limpieza de la cocina y siempre han tenido buenos resultados.

Uso de vinagre para la limpieza de tu horno

Desde siempre sabemos que el vinagre tiene propiedades antibacterianas y desinfectantes y sin duda es el rey de la cocina para mantenerla limpia. Por ello te traemos dos trucos.

  • Limpiar el horno antes de usarlo: consiste en llenar una botella de spray, con vinagre pero añadiendo agua para que no huela mal, aunque su olor se va bastante rápido. Una vez que tenemos la botella rellena, pulverizamos las paredes del horno. Después de unos minutos aclaramos con agua. Con ello tendrás el horno de tu cocina limpio.
  • Limpiar el horno después de usarlo: esta es la opción rápida para limpiar tu horno. Se trata de echar dos vasos de agua caliente y uno de vinagre en la bandeja del horno, ponerlo a 200 grados y al cabo de media hora, pasamos con un trapo las paredes del horno. Así cuidarás de manera rápida el horno de tu cocina.

Uso de limón para la limpieza de tu horno

El limón también es un producto natural desinfectante, perfecto para la cocina ya que sobretodo elimina los malos olores. Para ello, te contamos dos trucos para mantener limpio el horno de tu cocina, antes y después de usarlo:

  • Antes del uso: echamos un vaso de agua y otro de zumo de 1 limón con su cáscara, en la bandeja. Lo calentamos media hora y pasamos el trapo por sus paredes. Así cuidarás más el horno de tu cocina.
  • Después del uso: aprovechando el calor residual, repetimos el mismo proceso. Dejamos actuar media hora y así no quedará ningún olor molesto en toda tu cocina.

¿Cómo evitar los malos olores del cubo de basura de mi cocina?

Uno de los problemas más comunes que hay a la hora de mantener tu cocina limpia, son los malos olores. Por mucho que cuidemos la cocina, a veces es inevitable que el cubo de la basura huela. Con los siguientes consejos que te contaremos a continuación, será posible combatir esos olores desagradables y poder cuidar mejor tu cocina.

  • Toallita de canela: sí has leído bien, es uno de los trucos más buenos a la hora de cuidar tu cocina. Consiste en cortar por la mitad una toallita húmeda, impregnarla en canela o incluso probar con otras especias que te gusten y ponerla en el fondo del cubo. Notarás lo limpia y bien ambientada que quedará tú cocina con este simple truco.
  • Zumo de cítricos: trata de exprimir zumo de cualquier cítrico y verterlo en el fondo del cubo. Una vez seco, colocar la bolsa de basura. Pasar un trapo húmedo en el fondo del cubo cada semana y repite el proceso. Verás cómo los malos olores desaparecerán de tu cocina.

¿Cómo cuidar el microondas de mi cocina?

El microondas siempre ha sido y es la salvación de una cocina, aunque al mismo tiempo es el que se lleva el premio al más ensuciado y lleno de olores. Existen muchos productos en el mercado de quita grasas, pero resultan muy agresivos. No recomendamos usar este tipo de productos en exceso por contener sustancias químicas y porque metemos alimentos en su interior. Desde Closet Cocinas te recomendamos una serie de trucos más naturales, y que harán del cuidado de tu microondas una tarea fácil.

Vinagre, para la limpieza de tu microondas

  • Consiste en llenar el vaso con agua hasta la mitad.
  • Añadirle una cucharada de vinagre blanco.
  • Calentarlo 5 minutos.
  • Después sacar el vaso, limpiar el interior y el plato giratorio del microondas con una bayeta seca.

¡Listo! Tus próximas comidas te lo van a agradecer.

Limón, para la limpieza de tu microondas

  • Cortamos un limón a la mitad y colocarlo boca abajo en el plato giratorio
  • Añadir una cucharada de agua.
  • Caliéntalo 1 minuto hasta que veamos que haya vapor en el interior del microondas.
  • Sacarlo y con un trapo seco, limpiar su interior y el plato giratorio.

Una manera sencilla de cuidar tu cocina

En teoría, tanto el vinagre como el limón, son los reyes de la limpieza de tu cocina y que jamás pueden faltar, porque te salvarán en más de una ocasión. Estate atento que pronto te contaremos otros trucos útiles a la hora de mantener limpia tu cocina.

 

Pin It on Pinterest

Share This